Este es el Castillo de Cartas


Un castillo de cartas.
Frágil, si piensa en el que está hecho de naipes.
Interesante, si piensa en uno hecho de epístolas.
Este cae en ambas descripciones.

lunes, 19 de octubre de 2009

Descripcion de mi Amanecer

El sol apenas se asoma por el horizonte, y apenas logra verse a través de las nubes que lo esconden, le dan unos minutos más de oscuridad a la ciudad.

Parece al fin como que es Octubre, con los típicos vientos que a las cinco de la mañana parecen más deliciosos que a cualquier hora. Es momento de ir a las ocupaciones, pero me puedo tomar un espacio para admirar la belleza de un amanecer como hace ya muchos años no lo hacía.

Empiezo a recordar las vigilias que he tenido, esperando la aparición del astro rey en la bóveda celeste; las que he hecho voluntariamente y de manera casi motivacional, sólo por el gusto de ver como las tinieblas son engullidas por la luz, o las que fueron casi obligadas, situacionales, incluso tristes, como aquel amanecer que vi el 14 de enero de 2001.

Voy en mi transporte y está oscuro como cuando viajo de regreso a casa por las noches después de estudiar. Tenía años de no viajar así, desde que salí del colegio.
Desde que estaba en el asiento de atrás del microbús que me transportaba pensé en escribirlo esta tarde en el blog, porque me pareció bien, porque quería exteriorizar lo que sentí en esos momentos, o talvez solo porque simplemente quería hacerlo...


Lunes, Octubre 19, 2009


Creative Commons License
This obra by Walter Ulises Castillo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Busqueda