Este es el Castillo de Cartas


Un castillo de cartas.
Frágil, si piensa en el que está hecho de naipes.
Interesante, si piensa en uno hecho de epístolas.
Este cae en ambas descripciones.

jueves, 15 de octubre de 2009

Pláticas Motivacionales Cuando Piensas Estupideces

Lewart estaba en un nuevo viaje el cual llevaba pocos días de haber comenzado. Al fin se le había presentado la oportunidad de desempeñar una labor haciendo algo que a él le gusta, pero que (para variar) le infunde un gran temor, ahora por inseguridad, por sentir que “no da el ancho” para el puesto requerido y sin haber hecho nada aun, ya se quiere rendir… Siente impotencia, desesperación y desesperanza.

Llegó a casa esa noche de miércoles algo tristón… había tenido uno de esos lapsos en los que se sentía lo más inútil del mundo y que cualquier cosa que se propusiera hacer no lo lograría por falta de capacidad.

Su padre lo notó, y empezó a hablar con él sobre su experiencia, sobre lo difícil que había sido dar ese primer paso hacia una vida laboral plena, sobre como él había iniciado en una fábrica de la cual no sabía nada sobre su oficio, y que con el tiempo, esmero y practica, salió adelante y llego a puestos altos por muchos años…

Si tiras la toalla ahorita sin haber hecho todavía nada, la harías de cobarde… “cerró con broche de oro su charla motivacional.
Y pensó “tiene razón, yo soy el que había dicho que voy a llegar hasta las últimas consecuencias y que no saldré hasta que me saquen, entonces ¿por qué me pongo así?... Mejor lo dejo en manos de Dios… ya me llevó hasta aquí, veamos pues que tan lejos puedo llegar y que tanto puedo aprender en el recorrido…”

Jueves, Octubre 15, 2009
Creative Commons License
This obra by Walter Ulises Castillo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Busqueda