Este es el Castillo de Cartas


Un castillo de cartas.
Frágil, si piensa en el que está hecho de naipes.
Interesante, si piensa en uno hecho de epístolas.
Este cae en ambas descripciones.

martes, 11 de agosto de 2009

Destino Creando Amistad

Para C.G.R.V, con cariño...
Era martes. Recién habían finalizado las vacaciones de Agosto y era momento de regresar a clases. Había una actividad a realizar al regreso de vacaciones y ese era el día señalado.

Más temprano, había quedado de acuerdo con una amiga de la universidad para irla a visitar a su oficina a eso de las 15:00 hrs. para ayudarle con unos asuntos con su computadora… Me perdí tratando de ubicarme para poder llegar a su lugar (el cual estaba más cerca de lo que esperaba) y en todo eso llegue cerca de las 16:00 hrs, hice lo que iba a hacer, platicamos un rato y en un momento eran las 16:45 hrs, el tiempo había pasado volando y era tardísimo para llegar a mi clase.

Me despedí y salí corriendo a abordar mi transporte para llegar a tiempo a la clase, que empezaba a las 16:50 hrs, aunque la licenciada que nos la daba casi siempre llegaba a las 17 hrs, pero aun así, había que estar temprano, sobre todo ese día ya que había actividad de laboratorio en grupo, y al estar empezando ciclo, no conocía a nadie.

Logré llegar al aula, creo que a las 17:20 hrs y para mi sorpresa y espanto el aula ya estaba repleta de alumnos en grupo. Aborde a la licenciada que nos impartía la cátedra quién me dijo que formara un nuevo grupo con los compañeros que fueran llegando después. Recuerdo a quienes se unieron al grupo, algunos con nombre y apellido, aunque no recuerdo en qué orden llegaron, pero sí recuerdo quien fue la última en llegar…

Ya estábamos “trabajando” en la actividad cuando entraste al aula. Supongo que tuviste la misma reacción que yo al ver aquella aula completamente llena. Fuiste al frente del salón, cerca de la pizarra, donde nuestro grupo estaba con un espacio reservado para ti. Llegaste con tu uniforme del trabajo, rojo para ese día si mi memoria o mi vista (o las dos) no me falla. Te llamé para que te unieras a nuestro grupo y te quedaste con nosotros.

Te había visto antes, algunos días te sentaste adelante mío, y una vez sin querer te boté un tipo de porta-folders o algo así (disculpa la memoria otra vez) que tenias bajo tu pupitre. Me llamabas la atención, me parecías simpática, dulce, aun antes de conocerte.

Pero regresando a esa tarde de martes, fue el día que tuve el placer de hablarte por primera vez. Después de ese día, el resto es historia. Desde ese día estamos juntos, apoyándonos, escuchándonos, aconsejándonos, compartiendo los buenos momentos y resistiendo los malos.

Por eso celebro que la mano de Dios moviera todas las circunstancias ese 12 de Agosto para crear el momento de coincidir y crear esta amistad. Celebro haber coincidido con alguien tan verdadera y tan linda en todo sentido en mi vida. Celebro el primer año de muchos que vendrán de una sincera y bonita amistad. ¡Gracias!
Martes, Agosto 11, 2009

Creative Commons License
This obra by Walter Ulises Castillo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Busqueda