Este es el Castillo de Cartas


Un castillo de cartas.
Frágil, si piensa en el que está hecho de naipes.
Interesante, si piensa en uno hecho de epístolas.
Este cae en ambas descripciones.

lunes, 6 de septiembre de 2010

El Recuento

Hoy termina mi periodo de vacaciones, y quise hacer un recuento para saber que me dejan estos días de descanso, ahora que toca regresar a laborar.

Me deja una nueva cámara fotográfica, la cual compré bajo el más descarado impulso consumista, pero que al final ha sido una excelente compra. Básica en sus funciones, pero cumple a cabalidad lo que debe hacer y con calidad.

Me deja aprendizaje sobre las redes sociales, al haber asistido a las conferencias de la “Arroba de Oro”. Aprendí sobre la utilidad que estos medios tienen, y la opinión que muchos pueden tener sobre ellas, que sí mata las relaciones sociales o no, lo cual, yo pienso no es cierto: Las redes sociales las potencian. Pero es mi humilde opinión.

Me deja una buena película, “Inception”, la cual con un poquito de tiempo libre pude ir a ver, y que me dejó satisfecho con respecto a las expectativas que tenía sobre ella. Yo, no siendo muy cinéfilo, no puedo dar una magistral crítica a la película, pero la trama me pareció absorbente, interesante. Buenísima y recomendada.

Me deja conocimiento sobre mi estado de salud, por el cual no me había preocupado mucho en los últimos días, pero que después de los exámenes y consultas medicas por las cuales pasé, ya sé que no estoy tan mal, y que solo necesito cambiar un par de hábitos alimenticios para estar con todos los indicadores en regla.

Me deja la gana de salir más seguido a conocer lugares y personas, el deseo de tener más tiempo para poder hacerlo, porque las salidas a las que asistí esta semana han sido buenas, aunque me quedé con las ganas de ir a Occidente y Oriente (que espero sea en un futuro cercano cuando pueda hacerlo). Fui a un baby shower bien especial (El #TwitterShower), fui a las conferencias de la “Arroba de Oro” al Crowne Plaza, almorcé alitas en el BW de Plaza Futura, fui a Cinépolis, comi donas del Mr. Donut al 2x1, fui a cenar pupusas al Geko Maya de nuevo (con motivo de la #LuliDespedida), comí postres en una iglesia, y terminé en el Mr. Donut de 24 horas, ocasión en la cual ya no pedí donas por estar satisfecho completamente.

Quizá a Ud. le parezcan salidas comunes, pero creame, a mi no me quedaba el tiempo para poder hacerlas. En fin, me quedó ya el instinto errante.

Por último, pero no menos principal: Me deja la experiencia de haber conocido un poco más a las personas que ya conocía un poco, y reconfirmar que son en extremo interesantes, divertidas, amigables, simpáticas, y que sus historias y vivencias son útiles para pasar un buen rato y para aprender de la vida, además de conocer nuevas personas, quienes en poco tiempo se han ganado un espacio especial en mi. Y no necesitaré poner sus nombres porque al leer esto, sabrán a quienes me refiero.

En fin, quisiera tener una de estas semanas más seguido. Son excelentes.

Lunes, Septiembre 6, 2010

Creative Commons License
This obra by Walter Ulises Castillo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Busqueda