Este es el Castillo de Cartas


Un castillo de cartas.
Frágil, si piensa en el que está hecho de naipes.
Interesante, si piensa en uno hecho de epístolas.
Este cae en ambas descripciones.

martes, 22 de febrero de 2011

Guapa

Un ataque de tos arremete contra mí, y recuerdo que el humo de su cigarrillo me daba de a poco en la nariz, haciéndome fumar de segunda mano, el cual, dicen, es el peor; pero en fin, no importó hasta que molestó mi garganta.

Pienso en ella, quien es tan guapa, pero que también muchas cosas me pueden detener de que me parezca simplemente perfecta. Esa preferencia por usar esas palabritas "de 'p' para arriba" que a mi me incomodan en una niña, y que incluso a mí me incomoda usar, cuando simplemente no hay razón para usarlas. Esa afición por las bebidas embriagantes, que prefiero evitar en cualquier pareja, por tantas cosas que he visto y vivido por sus efectos, y que no me parecen bien, y no quiero volver a ver jamás.

Muy a pesar de eso, pienso para mí que ella es guapa, es linda, es simpática, es inteligente, y pienso en que tiene muchas virtudes, a pesar de que estoy simplemente empezando a pasar en el transcurso de su vida, pero ya las he podido ver.

Pienso que será de ver si ese liking que existe trasciende a algo más, muy a pesar de esas cosas que no me parecen. Pienso en el hecho de difícil consecución que es el que ella cambie, pienso en si antes de ese hecho del cambio, en si ella sentirá, por lejos, algo parecido a lo que yo siento.

Pero son cosas que el tiempo y la convivencia responderán.

- Y Lewart de esa manera deja de hacer monólogo, y se va a dormir, y a pensarla de a ratos.

Martes, Febrero 22, 2011

Creative Commons License
This obra by Walter Ulises Castillo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Busqueda