Este es el Castillo de Cartas


Un castillo de cartas.
Frágil, si piensa en el que está hecho de naipes.
Interesante, si piensa en uno hecho de epístolas.
Este cae en ambas descripciones.

martes, 1 de febrero de 2011

Hace un mes...

Hace un mes... Si, hace un mes.

Hace un mes ud. y yo nos trazábamos nuevas metas, nos repartíamos abrazos de hermandad, de amistad sincera, sacábamos resúmenes de lo que había sido el periodo que llegaba a su fin, lo bueno, lo malo; lo que nos dejó, y lo que se llevó. Y como si nada, ha pasado un mes ya de ese día. ¿Y qué hemos hecho de ese día hacia acá?

Puede que ud. ya se haya dado por vencido en sus propósitos, o puede que esté simplemente empezando a darles forma, a buscar la manera en como cumplirlos como prometió y deseo hace un mes comiéndose las dichosas "12 uvas", o saliendo a la calle con su maletita.

Sea cuál sea el estado de sus "resoluciones de año nuevo", espero que ud. así como yo, no nos demos por vencido con ellas, sino que hagamos el esfuerzo por cumplirlas, y que cada final de mes podamos recodar lo que vivimos, dijimos, y prometimos (si es que ud. lo hizo) ese 31 de Diciembre. Seamos felices, y esforcémonos por ello.



Hace un mes que un sentimiento extraño embarga mi ser, entre cariño, amistad, amor, y un agudo pesar de la distancia, que a ratos se hace pequeño, y a ratos se vuelve un océano de kilómetros de profundidad.

En fin, hay cosas bonitas por las cuales recordar hace un mes. Esas cosas bonitas que te sirven como un cordón en el dedo, para recordarte lo que prometiste en Nochevieja, para el año del cual, un mes ya ha caído en batalla.



Martes, Febrero 1, 2011

Creative Commons License
This obra by Walter Ulises Castillo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Busqueda