Este es el Castillo de Cartas


Un castillo de cartas.
Frágil, si piensa en el que está hecho de naipes.
Interesante, si piensa en uno hecho de epístolas.
Este cae en ambas descripciones.

lunes, 25 de abril de 2011

Bitácoras

A veces las personas podemos expresar nuestras ideas, nuestras vivencias, nuestras opiniones, lo que sentimos y experimentamos de mejor manera en el papel, más que contarlo a alguien o a una audiencia en específico. Y en esta época, cuando las herramientas web se han convertido en algo tan esencial y casi trivial, ese papel que nos sirvió para hacer catarsis, se convierte en una bitácora en la web, o como le llamamos aquí: Un blog.

Un día de estos, esos en los cuales puedo decir que estamos desahogados de trabajo (nada usuales), quería leer un poco, pero algo que no fuese académico, sino algo personal, algo más desenfadado, más cálido, y así me decidí por un blog.

Ahí, las restricciones de la red son muchas, pero, casi inexistentes para los blogs con dominio propio (benditos sean estos blogs, amén.) Y así, me acordé de este blog con dominio propio. Sin dudarlo, entré, y me dije - ¿por qué no leer todas las entradas?. Ya había tenido antes la experiencia de haber leído completamente este otro blog, pero, la cantidad de tiempo que me tomó fue un día (entre que me ocupaba y que no), mientras que con este último de hace un par de semanas me tomó 4 días leerlo. 

Lo leí completo, desde principio a fin, excepto un par de entradas protegidas, que, obviamente, no pude leer.

¿Mi opinión? Siendo esta la segunda vez que tengo el gusto de devorar completo un blog, puedo dar fe que (de una manera u otra), uno llega a conocer un poco más a las personas a través de estos cuando son usados a manera de diario, uno puede saber hechos que quizá emergerían en una plática en el futuro pero que se sabrían hasta ese momento, y no antes; poder saber que han existido cosas que han sucedido en su entorno que los ha afectado a ambos, o a muchos. Saber que lo que te pasó a vos, le pasó a alguien más en su momento. Conocer sus gustos, sus manías, sus vivencias, su opinión, conocer un poco, por espejo, su esencia.

Después de haber leído completamente 2 blogs, puedo decir que es una experiencia interesante leer la historia de los demás, mire que de pronto uno sale identificado, y hasta es parte indirecta de ella. 

Me ha pasado, y es simplemente interesante.

Creative Commons License
This obra by Walter Ulises Castillo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Busqueda