Este es el Castillo de Cartas


Un castillo de cartas.
Frágil, si piensa en el que está hecho de naipes.
Interesante, si piensa en uno hecho de epístolas.
Este cae en ambas descripciones.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Te veo

Bajo las escaleras que dan a la cubierta del bote. Se puede sentir la brisa marina. Es de noche. El bote está encallado y está alejado varios metros del mar. Hay fiesta. Algunos parientes han bajado antes y los reconozco cuando llego a la cubierta. Los veo y entonces te veo, y luego me importa poco que estén ahí. Vos estás ahí y me embarga el sentimiento de sorpresa aunque algo dentro de mí me decía que te vería. No puedo disimular mi alegría. Se me desborda del rostro.

Te saludan y me quedo atrás, como esperando que nos dejen solos, como con pena. Tus ojos marrón y verde ya me han visto y apuran el saludo. Llego por fin y te abrazo por no sé cuanto tiempo. No me importa y parece que tampoco a vos. Pregunto tontamente hasta cuándo estarás aquí y me respondes que hasta mañana. Me da pesar, no es mucho tiempo, pero es algo.

Nos quedamos en la popa del bote con el mar nocturno de fondo. Te ves bella en esa blusa blanca. Te ves bella con ese corte de cabello. Te ves bella con todos los adjetivos rebuscados que se me puedan ocurrir y te ves bella a secas y en silencio. Tienes alergia y se acerca una pariente y te ofrece loratadina, la cual aceptás porque la necesitás. Platicamos largo rato. Nos quedamos solos. Me atrevo a besarte y no hay vuelta atrás. El beso es hermoso. Se repite una y otra vez. Dura una eternidad. Me decís que mejor te quedarás una semana más. Sonrío estúpidamente feliz y no atino a hacer otra cosa más que abrazarte de nuevo. Y el abrazo dura una eternidad. Luces feliz. Soy feliz.


Despierto. Trato de volver a dormir para volver a encontrarte y abrazarte. No puedo. Tomo el teléfono y te escribo de manera escueta que has estado conmigo esta madrugada. Te ríes. Me río.

Siempre me han dicho que los sueños no hay que contarlos para que así se hagan realidad. No lo creo. Yo cuento el sueño para buscar que se haga realidad. Deseo que así sea. Lo deseo.


Creative Commons License
This obra by Walter Ulises Castillo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Busqueda